Dióxido de carbono.

Cuando elevamos los niveles de CO2 en nuestro cuerpo, el cerebro ordena reducir el impulso de respirar y por tanto produce la relajación del diafragma. Por tanto, si tenemos un repentino ataque de hipo, bastará con aumentar la concentración de CO2. ¿Cómo? Veamos dos ejemplos:

Inhale y retenga el aire en un momento, pero exhale antes de que sienta mareado. Así consumiremos el O2 inhalado y aumentará la cantidad de CO2.

Otra forma de aumentar la concentración de CO2, es colocar una bolsa de papel - no hay que utilizar bolsa de plástico - tapando la nariz y la boca e inhale  y exhale muchas veces (10 veces mínimo).


No hay comentarios:

Publicar un comentario