Saca la lengua y te quitarás el hipo.

Muchos de los remedios caseros y no caseros utilizados para quitar el hipo, tratan de estimular el nervio Vago, causante de la mayoría de los hipos. Levantar los brazos, aguantar respiración, beber agua o probar el vinagre o el limón son remedios naturales que ayudan en mayor o menor medida. Existe otro remedio muy sencillo, os explico: en Escandinavia existía muy difundida la idea de estirar la lengua de una persona para quitarle el hipo. Por lo que era normal que un familiar o amigo de la persona le agarrará la lengua e intentará estirarla.

Pero bueno, no hace falta acudir a la ayuda de nadie para que te estire de la lengua... a saber que ha hecho con las manos. Simplemente, tú mismo, agarrar la lengua con el pulgar y el indice con un pañuelo y tirar ligeramente hacia afuera. Lo del pañuelo es para que no resbale tan fácilmente.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario