El limón para el hipo.


Ya utilizamos el jugo del limón para quitar el hipo en bebés y niños pequeños. Y no paro de ver comentarios en los que también han utilizado el limón para conseguir que el hipo desaparezca.
Simplemente necesitamos un limón y: o lo chupamos, mordemos una rodaja o nos echamos unas gotas bajo de la lengua, cualquier forma de tomarlo nos quitará el hipo.

Otra forma de tomarlo es junto con un terrón de azúcar, veamos: Impregnas un terrón de azúcar en zumo de limón y después deja que se disuelva en la boca. Verás que esto es muy efectivo.