Estimula el nervio vago.


Un remedio casero y natural, una manera de terminar con el hipo es “abrumar” al nervio vago con otra sensación. De esta forma, dicho nervio, le enviá señales al cerebro indicando que han ocurrido cosas mas importantes, por lo que es tiempo de detener el hipo.

Para conseguir esto existen varios métodos (algunos ya vistos en el blog), por ejemplo: dejar que se disuelva una cucharada de azúcar en su lengua, hacer cosquillas en el paladar con un hisopo, o taparse los oídos con los dedos... todo esto estimula las ramas nerviosas del nervio vago, y la sobrecarga y/o estimulación de otras terminaciones del nervio vago puede ponerle fin al hipo.

El hipo y una bolsa de papel.

Vimo que podemos realizar un remedio para quitar el hipo con una bolsa de plástico (enlace).
Pero además, hace años en http://www.newscientist.com/ apareció lo que era un remedio casero y fácil para eliminar el hipo y es similar.

Se trata de un remedio natural y se basaba en la respiración, concretamente en respirar más dióxido de carbono (que es justamente lo que expiramos) .

Para ello, lo único que se necesita es coger una bolsa de papel y respirar dentro de ella. ¿Me explico? Se agarra una bolsa, con ella se tapa la boca y la nariz y se respira dentro de ella. A las pocas inspiraciones/expiraciones el hipo se ha acabado.

Es algo similar a lo que se ve en las películas cuando a alguien le da un ataque de ansiedad y, al que le da, quiere evitar la hiperventilación.

Este es, según la revista, un remedio científico que es infalible.